Samaniego & Tiedra Consulting
912 656 067
923 270 343
| AUDITORES SOCIO-LABORALES |

NOTICIAS

22/01/2018
PLIEGOS DE CONDICIONES Y SUBROGACIÓN: NUEVA DOCTRINA DEL T.S.
El efecto de subrogación en los pliegos de condiciones de los contratos de servicios públicos, es una teoría mantenida mayoritariamente por la jurisdicción social, sostenida en el artículo 120 del Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, el cual indica literalmente lo siguiente:

Artículo 120. Información sobre las condiciones de subrogación en contratos de trabajo

En aquellos contratos que impongan al adjudicatario la obligación de subrogarse como empleador en determinadas relaciones laborales, el órgano de contratación deberá facilitar a los licitadores, en el propio pliego o en la documentación complementaria, la información sobre las condiciones de los contratos de los trabajadores a los que afecte la subrogación que resulte necesaria para permitir la evaluación de los costes laborales que implicará tal medida. A estos efectos, la empresa que viniese efectuando la prestación objeto del contrato a adjudicar y que tenga la condición de empleadora de los trabajadores afectados estará obligada a proporcionar la referida información al órgano de contratación, a requerimiento de éste.


En este sentido, en la doctrina judicial, la STSJ\Social CLM 18 de febrero 2016 (rec. 1725/2015) es particularmente ilustrativa de este criterio interpretativo. En concreto, a partir de la redacción del art. 120 TRLCSP, afirma que

“La dicción literal es clara y terminante en su sentido. El órgano de contratación debe facilitar información de los trabajadores afectados, única y exclusivamente en los procesos de contratación en los que se imponga la obligación de subrogación a las empresas licitadoras, y no en caso contrario. Lo cual es absolutamente lógico, porque si la obligación de subrogación se impone por otros títulos, será la norma constitutiva de tal obligación, legal o convencional, y la jurisprudencia que las interpreta, las que establecerán los términos de la información, que pueden no coincidir con los previstos en el precepto reseñado de la TRLCS, en cuanto a su entidad, a la forma y tiempo de proporcionarse, a los sujetos obligados, y a las consecuencias del incumplimiento”.

Pues a partir de una Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 12 de diciembre de 2017, la doctrina que se había venido manteniendo por el Tribunal Supremo, es modificada al indicar que:

“La redacción no ofrece más interpretación razonable que la efectuada por la decisión recurrida, puesto que el precepto no hace sino imponer a la Administración pública contratante una obligación, la de informar a los licitadores de una posible subrogación empresarial, que lógicamente ha de ser la impuesta -de concurrir sus presupuestos- por disposición legal o convencional. De esta manera, la norma ofrece cualidad meramente instrumental respecto de una posible obligación sucesoria, por lo que la inclusión de tal información en el pliego de condiciones, no crea obligación alguna para los licitadores en el concurso sino que sólo les informa de las posibles consecuencias laborales de la adjudicación, precisamente cuando las prescripciones legales o convencionales «impongan al adjudicatario la obligación de subrogarse como empleador»”.

El Alto Tribunal, corrobora esta afirmación en el hecho de que la propia administración afirmara que “con la inclusión de los datos de los trabajadores en el Anexo no pretendía establecerse obligación subrogatoria, sino proporcionar información”. Fundamentando su decisión también en el aspecto literal del artículo 130 del TRLCSP.

Ahora bien, si bien es cierto que el contenido del nuevo art. 130 TRLCSP invita a pensar que los pliegos ya no podrán “imponer” la subrogación, no debe descartarse la trascedencia de este cambio doctrinal, si se acaba ratificando este giro interpretativo, pues, el art. 120 TRLCSP deberá aplicarse a todos los casos anteriores a la entrada en vigor del nuevo texto.

Pueden consultar la Sentencia del Tribunal Supremo de 12 de diciembre de 2017 en el siguiente enlace o bien descargarla en el documento adjunto STS 12-12-2017

Share
Volver
Ilustre colegio de Abogados de Madrid
Ilustre colegio de Abogados de Salamanca
Abogacía Española
Ministerio de Justicia
Agencia Tributaria
Junta de Castilla y León
Comunidad de Madrid
Seguridad Social
Sepe
fundaneed

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra polí­tica de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies